Publicaciones

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) ha establecido que los países deben garantizar el derecho de los menores, y que cada país puede tener sus propias fórmulas para efectivizarlo..

 

TRIBUNAL EUROPEO DE DERECHOS HUMANOS

Los países deben proteger el derecho de los menores nacidos por maternidad subrogada

 

 

El Tribunal de Estrasburgo ha expresado que los países europeos deben legalizar la relación jurídica entre un bebé nacido mediante gestación subrogada y su madre de intención (es decir la progenitora, o madre comitente). Y recomienda que aunque no se determine mediante filiación directa, igualmente se puede recurrir a la figura de la adopción para lograrlo.

En los casos de maternidad subrogada o gestación subrogada realizados por parejas europeas, el padre suele aportar su material genético, pero en algunos países europeos, su pareja (hombre o mujer) habitualmente encuentra problemas para legalizar su relación con el bebé.

El caso francés

Francia es uno de los países con legislación es más restrictiva al respecto.  Debido a varios casos judicializados en los cuales el Estado Francés se negaba a reconocer el vínculo filial entre el bebé y su madre comitente, se presentó una consulta ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) de Estrasburgo.

Y el Tribunal Europeo ha emitido sus consideraciones sobre qué hacer en estos casos. Afirma que la legislación de cada país debe abrir una vía para el reconocimiento de una relación legal parental-filial del niño nacido por subrogación con su madre comitente (progenitora). Afirma también el Tribunal que esa relación no tiene por qué estar reconocida mediante la inscripción en los registros legales de esa mujer como madre legal, en vista de que muchos países europeos solo consideran como madre legal a la mujer que da a luz al bebé (mujer gestante).

Para el Tribunal de Estrasburgo, garantizar los derechos de los menores es una prioridad, que se ve cumplida si la madre comitente queda inscrita como madre adoptiva, por ejemplo, pero cada país tendrá sus fórmulas, de modo que el Tribunal Europeo recomienda que se estudie cada expediente teniendo en cuenta las circunstancias particulares de cada caso. 

La decisión, que no es vinculante, responde a una consulta de la Corte de Casación francesa, aunque podría tener impacto en otros países que estudian cómo debe responder la ley ante los procesos de maternidad subrogada realizadas por ciudadanos europeos en el extranjero.

Los jueces de Estrasburgo (TEDH) expresan que “la falta de reconocimiento de una relación legal entre un niño nacido de un vientre de alquiler en el extranjero y la madre que lo criará tiene un impacto negativo en numerosos aspectos del derecho a la vida privada de ese menor”.

Tras sus deliberaciones, los jueces llegan a la conclusión de que pesan más los derechos del menor y, también, que “la absoluta imposibilidad de obtener el reconocimiento de esa relación entre un niño nacido por viente de alquiler en el extranjero y la madre de intención es incompatible con los mejores intereses para el menor”. Por ello, agregan, aunque dan por válida la  adopción como solución, hacen hincapié en que, “como mínimo, cada situación sea examinada a la luz de las circunstancias particulares del caso”.

 

El caso español

En España, donde la maternidad subrogada no es legal y no se reconoce la filiación materna de la madre, también se ha discutido en un sentido similar.

El Tribunal Supremo Español (sería nuestro equivalente a la Corte Suprema) admitió en el año 2014 la inscripción de los menores nacidos mediante subrogación en el extranjero, en el Registro Civil Español para evitar que quedaran en el limbo jurídico, algo similar a lo que pide el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) ahora a Francia. ¿Cuál es el efecto de este pronunciamiento sobre el caso español?

Para Iván Heredia, profesor titular de Derecho Internacional Privado de la UAM, si hablamos de la madre que no aporta material genético, el TEDH dice lo mismo que el Tribunal Supremo Español, pero con el énfasis de que tiene que ser rápido, efectivo y de acuerdo con el interés superior de menor.

Heredia cree que el TEDH desautoriza “las duras afirmaciones” de la instrucción aprobada por España en febrero “donde se dice que ‘la gestación por sustitución produce un gravísimo perjuicio para los derechos de las mujeres gestantes y de los menores’ y que es necesario adoptar ‘medidas contundentes para atajar esta práctica”. Añade que los requisitos que impone la instrucción “atentan contra la exigencia de celeridad que pide Estrasburgo”.

"Si no hay vínculo biológico, el TEDH exige que, por el interés superior del menor, se reconozca la filiación a favor de la madre de intención. Pero no obliga a que se la reconozca como madre legal; basta con adoptiva”, añade Vicente Bellver, catedrático de Filosofía del Derecho de la Universidad de Valencia y miembro del comité de Bioética.

 

FUENTE: El País

 

Si desea más información sobre maternidad subrogada o gestación subrogada, puede escribirnos al email de contacto.

Saludos a todxs!!

 

Dr. Juan Pablo Rojas Pascual

Abogado - Consultor en Maternidad Subrogada

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

 

CONTACTENOS AHORA

Escríbanos y le informaremos lo que necesite saber.

CONTACTAR